Las incapacidades y las vacaciones según legislación laboral de Costa Rica
Las incapacidades y las vacaciones según legislación laboral de Costa Rica

Las incapacidades y las vacaciones según legislación laboral de Costa Rica

Todos sabemos que tenemos derecho al disfrute de vacaciones a razón de 2 semanas por cada 50 semanas continuas al servicio de un mismo patrono.

También todos sabemos que el sistema de seguridad social tiene previsto que ante una enfermedad o accidente laboral el trabajador, en sustitución del salario que no va a percibir durante esta incapacidad, percibirá un subsidio.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando estos dos derechos se cruzan en el camino?

Veamos: la regla con las vacaciones por disposición del artículo 153) del Código de Trabajo es que no interrumpen la continuidad del trabajo, ni las licencias sin goce de salario, ni los descansos, ni las enfermedades justificadas.

La pregunta que sigue entonces es: ¿Si dentro del periodo de 50 semanas el trabajador estuvo digamos 2 semanas incapacitado cuentan esas dos semanas para acumular las 50?

Tenemos dos interpretaciones diferentes, una que proporciona el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), y otra que sostiene la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia.

Según el MTSS “Si durante el cómputo de las 50 semanas el trabajador tuvo una incapacidad tendrá derecho a la cantidad de días de vacaciones correspondiente a su antigüedad laboral solo que calculadas con base en el salario devengado durante esas 50 semanas. Durante la incapacidad se recibió un subsidio no salario, y al calcularse las vacaciones sobre el salario, los días de incapacidad no se consideran dentro de ese cálculo”. (Pronunciamiento DAJ – AE-012-13).

Entonces, según este criterio, si el trabajador estuvo incapacitado 2 semanas dentro de las 50 semanas sí cuentan para adquirir el derecho a vacaciones; o bien, si se trata de una terminación anticipada del contrato de trabajo, sí cuentan para el pago de las vacaciones proporcionales.

Más esa no es la misma interpretación que dan los Magistrados de la Sala Segunda a lo que apunta el artículo 153) del Código de Trabajo.

En el voto No.442-2006 la Sala Segunda desarrolla la tesis de que hay que hacer la diferencia entre tiempo efectivo de trabajo, y una incapacidad, en la cual lo que se da es una suspensión del contrato de trabajo.

Por lo tanto, si dentro de las 50 semanas encontramos 2 semanas de incapacidad tendremos que no se han completado las 50 semanas, y el derecho a las 2 semanas de vacaciones no ha nacido aún.

Las semanas de incapacidad no son semanas de trabajo efectivo.

El otro punto que merece comentarse es el relativo a la manera cómo se calcula el pago de las vacaciones si en el medio encontramos semanas o días de incapacidad.

Normalmente, por disposición del numeral 157) del CT la remuneración durante el tiempo de vacaciones se calcula obteniendo el promedio de salario durante las últimas 50 semanas de trabajo, y solo en tratándose de explotaciones agrícolas o ganaderas, con base en el salario de la última semana.

Pues bien, precisamente porque lo que el trabajador devenga durante las incapacidades no es salario sino un subsidio, esos montos percibidos por ese concepto no forman parte del cálculo del monto de vacaciones. Es decir, no se consideran dentro del cálculo del promedio.

Lo mismo ocurre para efectos del cálculo de otros extremos laborales, como auxilio de cesantía, preaviso, y aguinaldo.

El subsidio no es salario, ni cambia su naturaleza de subsidio, aun cuando el patrono reconozca el 100% de salario al trabajador durante el tiempo de incapacidad.

Alfonso Carro
CENTRAL LAW
Costa Rica

Deja un comentario

Cerrar